Viewing room Antonio Rodríguez

Close info

Tacaná

Antonio Rodriguez

62x80cm
1€ Buy

Tacaná

Antonio Rodriguez

30x40cm
1€ Buy

Tacaná

Antonio Rodriguez

80x62cm
1€ Buy

Tacaná

Antonio Rodriguez

170x132cm
1€ Buy

Tacaná

Antonio Rodriguez

77x100cm
1€ Buy

Tacaná

Antonio Rodriguez

80x62cm
1€ Buy

Tacaná

Antonio Rodriguez

132x170cm
1€ Buy

Tacaná

Antonio Rodriguez

132x170cm
1€ Buy

Tacaná

Antonio Rodriguez

62x80cm
1€ Buy

Tacaná

Antonio Rodriguez

62x80cm
1€ Buy

Tacaná

Antonio Rodriguez

132x170cm
1€ Buy

Tacaná

Antonio Rodriguez

132x170cm
1€ Buy

Tacaná

Antonio Rodriguez

62x80cm
1€ Buy

Tacaná

Antonio Rodriguez

62x80cm
1€ Buy

Tacaná

Antonio Rodriguez

62x80cm
1€ Buy

Tacaná

Antonio Rodriguez

170x132cm
1€ Buy

Tacaná

Antonio Rodriguez

80x62cm
1€ Buy

Tacaná

Antonio Rodriguez

80x62cm
1€ Buy

Listado de obras

Expositor

Al visitar a mi familia en Guatemala hace unos años, alguien me revela accidentalmente un secreto familiar en una frase breve: “Tu abuelo se exilió en México en la época de Jorge Ubico”. En realidad es la primera vez que escucho algo de él pero nadie quiere hablar más de la dictadura ubiquista en los años 30. Sin embargo mi familia conserva aún cuatro fotografías suyas como escasos gestos de supervivencia. Esas imágenes sugieren que mi recién conocido abuelo era una voz disidente del régimen impuesto en Tacaná, su ciudad natal en Guatemala.
El hallazgo es extraño y fascinante como unas fotos antiguas que encuentro (tal vez ellas me encuentran a mi) en un anticuario Berlinés, días antes de viajar a Guatemala: fotos de viaje en Zeppelin desde Alemania al continente americano de autor desconocido, también tomadas durante los años treinta. ¿Por qué lo persigue la dictadura? ¿Qué tipo de violencia enfrenta él y su familia? ¿Por qué es violentado su documento de identidad, el único que guardan los archivos oficiales de Guatemala?

Impulsado desde mi autoexilio en Berlín, me embarco en un viaje para descubrir las razones detrás de los años de ausencia forzada de mi abuelo, para comprender lo desconocido que he idealizado al reconocer un sentido de pertenencia con él. Tacaná es un viaje de encuentros y divergencias con la mutación de realidades -propias, ajenas e inventadas- que habitan en la autocensura. Es una forma personal de articular la memoria: el lugar que redefine mi yo, el yo de mi familia, y da sentido a mi yo exiliado.