cerrar

anterior The arrangement of unwanted features

Laura Van Severen

del 29 de marzo al 16 de mayo FUGA, Fontrodona 31, Barcelona

LVS_outwarappearance_2018_03LVS_outwardappearance_APB_09LVS_outwardappearance_APB_06_MG_2215-1_MG_3671-1_MG_9322-1

Fuga presenta la exposición The arrangement of unwanted features de Laura Van Severen, un proyecto fotográfico de largo recorrido sobre la repercusión paisajística de las actividades de los vertederos y la gestión de residuos. Cada paisaje tiene su historia, y la forma en que lo contemplamos hoy tan solo refleja el trazo de su movimiento.

· Actividad: Presentación de Laura Van Severen en la inauguración el 28 de marzo a 20h

 

La basura y los residuos han existido desde los orígenes de la humanidad. Las montañas y socavones que hemos heredado de tantos años de vertederos, visibles o no hoy día, han marcado para siempre el paisaje que nos rodea. Este proyecto estudia la repercusión paisajística de la gestión de residuos y los vertederos.

Los residuos han existido siempre. No obstante, desde la industrialización y el crecimiento urbano de los últimos 200 años, la cantidad de desechos ha crecido de forma significativa. El primer sistema organizado de gestión de residuos sólidos fue implementado a finales del siglo XVIII.

 

Hoy en día en Europa es difícil encontrar verdaderas huellas de nuestros desechos más allá de los contenedores, donde depositamos la basura, y los camiones que circulan por las calles para recogerlos. Tras estas simples acciones, los residuos desaparecen de nuestra vista. Durante muchas décadas (y en algunos países se sigue dando el caso), el método más común y económico para deshacerse de ellos era depositarlos en vertederos. Cuando un vertedero alcanza su capacidad máxima se cubre con capas protectoras, tierra y vegetación, con el objetivo de integrar este nuevo “accidente” geográfico en el paisaje, donde lo artificial y lo natural convergen en una sucesión de capas superpuestas.

Ahora que la U.E. ha establecido que el vertido de residuos urbanos debe limitarse gradualmente para alcanzar una cifra inferior al 10% en 2030, esta práctica tendría que convertirse en un fenómeno marginal. Sin embargo, las montañas y socavones que hemos heredado de tantos años de vertederos, visibles o no hoy día, han marcado para siempre el paisaje que nos rodea. Este proyecto estudia la repercusión paisajística de la gestión de residuos y los vertederos.